Fue primero el susurro del viento sobre las enormes mesetas de la dura Pent, en donde las tribus vagaban, a lomos de sus caballos, siguiendo el movimiento de las estaciones. Fue, luego, una bandada de cuervos, volando sobre la colina en donde, según los mitos, el fundador de la tribu del hipogrigo encontró el animal que los nuevos espíritus divinos le habían mandado para enseñar a los descreídos la nueva fuerza que mostraban.

Era el año 1619, y empezaba la estación de las tormentas. La Tribu del Hipogrifo se preparaba para celebrar los ritos que rememoraban la creación de la tribu, y conforme a los que todos los miembros de la misma transcendían, siendo aquel que había fundado la tribu a la que pertenecían.

Y apareció un grupo de guerreros y cazadores con una caravana que habían rescatado un carromato cuando estaba siendo atacado por la tribu nómada rival del Sol Radiante. En la caravana había un extraño ser: un pato.

Los miembros de la gerousia consideraros que era un buen presagio.

Si, tal vez ese fue el momento en que empezó todo

La tribu del hipogrigo. Una historia de nómadas orlanthis durante las Guerras de los Héroes

Hipogrifo finwe84 peivol ignaciocoza Usul rodiyor OsnoflaLadnargAromaz